‘Com si fos ahir’ TV3: el cambio generacional en la serie diaria

In Entradas blog by Aluzine

El próximo lunes 9 de septiembre empieza la emisión de la tercera temporada de ‘Com si fos ahir’, la serie diaria de TV3 que nos dejó con el corazón en un puño en su último capítulo antes del descanso estival.

En Aluzine nos enganchamos a la serie desde que empezamos a rodar esta producción de TV3. Mientras estábamos preparando la nueva temporada, tuvimos un rato para comentar con Producción, Dirección y Fotografía cómo es el sistema de rodaje y cómo han conseguido romper los cánones de la serie diaria tradicional y conseguir una magnífica evolución, aumentando la calidad narrativa y también estética capítulo tras capítulo.

RETRATANDO LA SOCIEDAD POSTCRISIS: LOS 50 SON LOS 30

Un grupo de amigos cuarentones de la infancia que perdieron el contacto se reencuentran en un funeral, lo que hace resurgir su amistad. Una premisa que no parece ser la habitual de las series de sobremesa de la parrilla televisiva.

El grupo de amigos protagonista está próximo a la cincuentena, la edad en la que parece que la vida ya entra en un momento de estabilidad”, explica la directora de la serie, Sonia Sánchez.Pero en la sociedad actual de postcrisis ya no es así. La estabilidad laboral ha desaparecido, los hijos se han hecho mayores y se tienen que reinventar la vida, y aquello que parecía estable deja de serlo”.

Nuria Furió, escritora de esta historia, añade: “Ese contexto nos permite presentar tramas creíbles con las que el espectador puede identificarse. El propósito era cambiar el estilo y el género de la serie respecto a la anterior, ‘La Riera’, en la que abundaban las tramas de thriller, para centrarnos en historias humanas con un tono más íntimo y una presencia constante del humor que deriva de la locura cotidiana”.

Por tanto, el target de la serie amplía una audiencia a añadir a la habitual de las series de sobremesa, lo que hace que, desde la primera emisión, el consumo online haya sido muy importante. “La audiencia ha ido subiendo en la segunda temporada. Somos líderes frecuentemente”.

‘Com si fos ahir’, tras dos temporadas, ha rodado más de 400 episodios, lo que plantea una dificultad de producción, la de mantener el buen estado de los equipos humanos. Jordi Parera, productor de la serie, lo confirma: “Implicación, motivación, innovación… son conceptos que se van desgastando y que hace falta mantener bien presentes. El desgaste de una producción que está en pleno rendimiento 11 meses al año, año tras año, es grande. Pero, precisamente, creo que una de nuestras principales virtudes es no sufrir en exceso este desgaste. La estabilidad de la producción nos permite trabajar con un plan de rodaje muy definido y tener la suficiente flexibilidad para reaccionar delante de los imprevistos. Por suerte, nuestro equipo es muy estable”.

El trabajo en equipo, explican, es la clave para mantener la coherencia narrativa, y no la sola figura de un creador, como ocurre en las series de última hornada: “La unidad se mantiene gracias a la cohesión de los equipos y a las reuniones semanales entre guion, dirección, producción y equipos artísticos”.

Pero no solo la historia de ‘Com si fos ahir’ supone un soplo de aire fresco en la serie de sobremesa. Las localizaciones exteriores distinguen también a la producción: “’Com si fos ahir’ es una serie urbana y necesitaba que la ciudad, en este caso Barcelona, también fuera protagonista. Rodar exteriores en una ciudad es complejo, pero también era un reto necesario. Nos permite dar credibilidad a nuestras historias y personajes, así como disponer de un escenario único y rico”, explica Jordi.

El Director de Fotografía Domènec Gibert AEC nos contó cómo se desarrolla el trabajo de iluminación de una producción de largo recorrido como esta. Sonia, capitaneando Dirección, nos avanzaba: “El trabajo con Domènec se basa fundamentalmente en el diseño visual y la concepción narrativa de la serie previos al rodaje. Al tratarse de una serie diaria, el trabajo entre dirección, dirección de fotografía y diseño de espacio es la clave. Cada set tiene un diseño de luz para 3 momentos del día: mañana, tarde y noche, al que posteriormente se aplica un diseño de colorimetría. Todo este trabajo previo permite seguir un diseño de producción de una serie diaria con unos estándares de calidad de los que nos sentimos muy orgullosos. El trabajo con Domènec es esencial”.

LA FOTOGRAFÍA DE ‘COM SI FOS AHIR’: COMPROMISO ENTRE TIEMPO Y CALIDAD

¿Cómo se desarrolla el rodaje de una serie con tantos capítulos de emisión diaria?

Aproximadamente, un 80% del rodaje es realizado en decorados y un 20% en exteriores. Por tanto, de lunes a viernes se rueda en decorados de Esplugues, y el resto durante el fin de semana en localización.

Esta serie ha cambiado en este sentido el concepto previo de las series de TV de este tipo. Me refiero a cosas como la iluminación, las cámaras, …estamos a caballo entre lo que sería la típica serie de emisión diaria y una serie en sentido amplio. Se trata de una mezcla. Antes se rodaba con cámaras de 2/3 y con ópticas más pensadas para TV. Era el típico «what you see what you get», lo que estás grabando es lo que tienes.

El proceso ahora ha cambiado: se graba en logarítmico, hay una corrección en postproducción que unifica el color de la serie. Las cámaras ahora son Super 35. Todo esto, sumado a la iluminación, ha hecho que el trabajo sea diferente a las series anteriores.

Se aprecia en seguida que ‘Com si fos ahir’ responde a otro tipo de planteamientos, empezando por el guion. Atrae audiencias que no suelen engancharse a series diarias.

Es cierto que se fue a un target más amplio, la edad media de los actores está entre los 40 y los 50, aunque hay gente de más edad que está enganchada a la serie. Y ese cambio a nivel de dirección también ha supuesto un cambio a nivel técnico. Se trabaja con 3 cámaras, con un tiempo muy corto para grabar todas las escenas, con lo cual tampoco puedes profundizar mucho en la iluminación. El set está montado para que graben las 3 cámaras desde cualquier punto del decorado. Así que tienes que buscar una solución en la que dirección pueda planificar donde quiera y eso tiene que funcionar, sin que tú puedas llevar a cabo una actuación importante de la iluminación para variar nada. Porque el concepto tiempo es el más valorado. En TV hay unos timings de producción que se ajustan a los horarios de los trabajadores en los que tienen que entrar unas determinadas escenas en ese tiempo. No son jornadas largas, de manera que los platós deben estar preparados para obtener una solución intermedia en la que todo quede suficientemente bien y que la luz tenga un poco de personalidad, pero siempre teniendo en cuenta que vas a tener tres cámaras desde cualquier punto del decorado.

¿Trabajáis con Wireless / DMX?

Hay una parte de la iluminación que está con DMX y que hacen pequeñas variaciones para que podamos ajustar los diferentes momentos del día que después también se apoyan mucho en corrección de color.

La serie cuenta con dos DOP, tú en plató y Mingo Pérez en exteriores. ¿Dos unidades?

Sí. En inicio, yo iluminé todos los interiores y marqué con Sonia Sánchez, la directora, cómo se trabajaría en exteriores. En TV3, este trabajo lo realiza un diseñador de iluminación. Mingo hace el trabajo de exteriores y hay 4 directores que están trabajando cuando les toca en plató y ruedan dos días en exteriores.

Mi trabajo en concreto fue conceptualizar la fotografía de exteriores, conceptualizar y generar la foto de interiores y elegir todo el material de cámaras, ópticas…

Desde 2017 que empezasteis a rodar ha cambiado considerablemente la elección de fuentes de luz en rodaje…

Es cierto que los materiales usados han cambiado bastante y la manera de iluminar también lo ha hecho. Se usan más las fuentes de luz de LED, pero seguimos usando las pantallas de Kino Flo porque funcionan muy bien para según qué decorados.

También es verdad que el material es más caro, así que también entra un punto en producción de qué puedes tener y qué no. Mi opción ha sido mantener fuentes tradicionales como las Kino Flo, pero sumarle por ejemplo las pantallas Celeb 450 de Kino que dan RGB, pues esto me ayuda en según qué puntos.

En cuanto a las bombillas de las fuentes de luz practicables, antes incandescencia, ahora también son LED, que vienen con un CRI bueno, pero ya no te dan problemas de calentamiento ni de temperaturas de color que no funcionaban bien…y lo que sí se ha notado mucho, por ejemplo, es el hecho de usar material LED como los Skypanel en exteriores, para iluminar con batería…ahí está la diferencia, ya que realmente da mucha agilidad. El hecho de no necesitar un grupo para todo, y poder tirar un plano en la calle y funcionar con Skypanels solo con baterías te da una agilidad que antes era impensable. Esto para mí es el punto de inflexión, al menos en exteriores. O utilizar Asteras u otras fuentes de luz con batería que te solucionan un rodaje al no tener que tirar cables y esconderlos.

La serie tiene un estilo costumbrista donde la iluminación es naturalista, aunque en interiores encontramos más color y estilización que en exteriores, probablemente también por el tiempo de preparación, ¿cómo te planteas el diseño de luz de ambos espacios?

Para los decorados tenemos un tiempo medio que a priori es suficiente para entrar en detalle que en exteriores no tienes por los tiempos de rodaje. No hay que olvidar que se trata de una serie diaria y hay un fuerte compromiso entre tiempo y calidad, y muchas veces el tiempo prima. En interiores podemos trabajar con cierto margen, porque es un decorado que has previsto antes y que has tenido tu tiempo para iluminar, y luego, claro, también el trabajo del equipo de decoración va en función del personaje: hay personajes mucho más alegres y buscas situaciones donde hay más croma en sus decorados, y otros personajes más tristes o reservados y donde encontramos una gama tonal más monocroma y desaturada.

Intenté que la estética fuera lo más naturalista posible, siempre condicionado por el hecho de que tienes un decorado con un tiempo determinado y trabajando con tres cámaras, algo que te impide iluminar a un personaje para un primer plano, por ejemplo. Para mí esa es la parte más complicada. Y que a la vez ese decorado funcione, que tenga un ambiente y no sea solo una caja de luz blanca.

Trabajas con steady en exteriores y con mucho movimiento en interiores.

Sí, se utilizan travellings y sliders. Además, me gusta que las ópticas ahora tienen un rango focal más coherente. Las de TV a veces tienen unos angulares muy agresivos, que a mí me disgustan, porque funcionan muy bien para un informativo o un campo de futbol, pero para una serie dramática a veces un angular mal utilizado te puede generar todo lo contrario, te saca de la historia. O teles que funcionan muy bien para un partido, pero para una serie dramática son desproporcionadas. Las ópticas que estamos utilizando ahora, que son zoom (no trabajamos con óptica fija, de nuevo por tiempo y también por el tipo de operación; aquí no se trabaja con foquista, el mismo operador es quien hace foco) y son de montura PL. Usamos el zoom Fujinon Cabrio 20-120mm XK6x20 y las cámaras son Sony F5. Todo se graba en sLog3. Hay una LUT aplicada para el visionado de dirección en el set, pero se está grabando en logarítmico, y de ahí se va a corrección de color.

Con la colorista Marta Abella.

Sí, con ella tengo el contacto más directo, junto con Joaquín González, que es el iluminador, la persona que está en plató día a día, controla la iluminación y hace los ajustes oportunos. Mingo trabaja con un gaffer en exteriores, Sergi Rovira.

La serie ha evolucionado mucho desde los primeros episodios a todos los niveles: el tempo, la interpretación de los actores…pasa de un estilo a lo Cesc Gay a un tono mucho más dramático en la última entrega… ¿Cómo ha acompañado la fotografía a esa evolución?

Creo que hubo un cambio importante al inicio de la T2 que ha ido cogiendo cuerpo y que cada vez tiene más empaque.

También influye la maduración y el sentirte cómodo. El equipo está más rodado, trabaja de un modo más distendido y rápido. Ha habido un cambio evidente. La parte de corrección de color se fue perfilando, se aumentó el contraste, Marta potenció progresivamente la luz de interiores y exteriores. Por ejemplo, para ese punto más dramático que comentabas se enfatizó el contraste según la cromaticidad…esto era algo que antes no se podía hacer, lo que habías grabado poco se podía tocar. Pero ahora esto da un juego que nos permite a posteriori enfatizar muchas cosas.

Como te comentaba, ha habido un cambio generacional de esta serie respecto de las que se han venido haciendo hasta el momento: el material y el tipo de iluminación han evolucionado mucho, y esto ha acompañado la parte dramática de la historia. Por muy buena interpretación actoral que haya, sin una imagen actualizada hubiera quedado cojo el producto. Y siempre hay que emplazarlo en el concepto de serie diaria que trabaja con 3 cámaras en plató y 3 en exteriores. Esto es lo que condiciona más a la hora de comparar o valorar en su justa medida.

Como Bonus Track, Nuria Furió nos da un avance de la tercera temporada de ‘Com si fos ahir’: “En la próxima temporada, nuestros protagonistas intentarán superar las consecuencias del intenso final de la temporada anterior, que les ha dejado irremisiblemente marcados. Sin perder su esencia, cada uno de ellos dará un giro a su vida que les mostrará una nueva faceta que no conocían y que sorprenderá al espectador”.